Miscelánea noticiosa 2016.

batman

Cuando uno va a las misceláneas encuentra de todo. No que haya usado muchos en mi vida, pero era el único lugar en donde encontraba enebradores de hilo. También se podía comprar: mareol, agua, esquelas, peluches de emergencia, almanaques…

En fin. El punto es que acá me voy a explayar sobre las noticias «más importantes».

-Ideal de amor perfecto: la relación entre Kate del Castillo y el Chapo Guzmán. Ella por sus cartas y compromiso, y él por llegar incluso a operarse el pene. Adenda: necesito conseguir esa camisa azul para una cena importante que tengo pronto.

-Nada más chistoso que ver a «rico» colombiano buscando pasajes en VivaColombia. Ese mismo tiene la camioneta en Uber black.

-Oktoberfest en Colombia: el lugar al que todo el arribismo nacional va a degustar Aguila cero en vaso bonito con queso doble crema.

-En cualquier evento de impacto mundial, siempre hay un Colombiano metido…casi siempre es el amigo del hermano del sobrino del conocido del jefe de la señora del que pasó por el lado de los encargados del tinto. ¿No me cree?, busque quién le hace los vestidos al papa, la misión que llegó a Plutón el año pasado, el escándalo de Volkswagen, el escándalo de la FIFA…Y con seguridad, Julito lo entrevista.

-Estoy mamado de ver a Sofía Vergara en las noticias. La boda, lo que se puso, los consejos de belleza, los tips de empresaria, las clases de actuación. La verdad es que ni sabe hablar bien inglés, ni sabe actuar, no se ha ganado ningún premio, y nunca hará un papel diferente al de latina con acento chillón.

-Las noticias colombianas tienen una diferencia horaria con el resto del mundo. Todas las noticias las publican de 3 a 4 días tarde.

-¿Será que Endry Cardeño es el Caitlyn Jenner Colombiano?

-¿Desde cuándo son Fanny Lu y Marbelle los referentes musicales nacionales?

-Ya puedo recitar de memoria los países a los que los colombianos podemos entrar sin visa. Ahora sólo me falta aprenderme las capitales.

-En lo que va corrido del 2016, el número de fans colombianos de David Bowie aumentó dramáticamente. Pasó de cero a todo el arribismo nacional. ¿Y dónde están los fans de Carlos Muñoz?

-Relacionado con el anterior: es que hay que ser monumentalmente bruto para afirmar con tanta vehemencia que «estadísticamente» esas muertes están relacionadas con los goles de Aaron Ramsey. Si usted es de los que piensa así, estadísticamente hace parte del grupo que no tiene ni idea sobre cómo funciona la estadística. Nota aparte: ¿Y el día que haga una tripleta?

-Me la robé de un gran amigo: lo preocupante no es que no haya leído a García Márquez, lo preocupante es que le guste.

-Hace unos años toda Colombia era experta en los premios Oscar. Se nos había olvidado. Este año empieza la clase nuevamente: lo que no se sabe de los premios, curiosidades de los premios, sepa porqué se llama Oscar.

-Nada como los consejos de tecnología de El Tiempo o tecnósfera como se hacen llamar: todos empiezan por «Vaya a settings…». Relacionado: no se cansan de publicar los «secretos» para comprar tiquetes aéreos baratos. Vale la pena decir que ninguno sirve para nada.

-“Meme” se pronuncia en inglés «miiiim». Viene del símil con la palabra «gen», es decir, “gene” que se pronuncia «yiiiin», así como cuando su mamá dice: «Mijo, póngase el yin azul hoy».

-Sigo esperando que el Hacker Sepúlveda sea contratado por Anonymous. Creo que ya tiene la hoja de vida en formato minerva lista.

-Con la calidad paupérrima de las noticias de los periódicos más conocidos en Colombia (El Espectador, El Tiempo), ya le estoy apuntando más bien a salir en una denuncia de Daniel Coronell o en la basura que esté produciendo Jota (o ¿J?) mario (o ¿Mario?, jotamario, Jotamario, JotaMario, jmario…) en el momento. Idea para RCN o Caracol: Una dupla entre J y Hernán Orjuela.

-Otra idea para televisión: Fernando Vallejo presentando las noticias de farándula.

-A veces quisiera ser tenista colombiano. Iría a todos los torneos a jugar 2 partidos y salgo en las noticias. Y siempre seré candidato a ganarlos. Respuesta preventiva: no, no sé jugar tenis ni me importa.

-NO puedo dejar el fútbol de lado. James, Falcao y demás futbolistas: el mejor de la UEFA, el más valorizado, el mejor peinado, el mejor empresario, el del mejor celular, el de la esposa más bonita…y sobretodo: el mejor gol marcado por un juvenil en un mundial en el minuto 60 vistiendo una camiseta de color amarillo jugando con unos guayos Nike en una cancha localizada en el hemisferio sur a una temperatura entre 10 y 20 C en frente de una defensa de menos de 45 años antes de las 2200 horas de habla hispana luego con número de camiseta menor a 20 que lleva jugando menos de 1 mes en un equipo top 3 de España con 3 carros…pero de goles y copas nada. Copas como trofeos, porque de las otras no sé. Más rebuscado que categoría en los premios TV y Novelas.

Feliz año.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Anuncios

Cuando las palabras pierden su sentido

Cuando las palabras pierden su sentido

Llevo tiempo pensándolo. Llevo tiempo preguntándome si vale la pena. Será que tiene sentido irse en contra de los verdaderos controladores de la realidad? De nuestros arquitectos de la información? ¿Cómo podemos decir que se están equivocando no sólo de vez en cuando sino sistemáticamente nuestros queridos y amados periodistas? Ya lo he dicho una y otra vez, periodismo no es una carrera, es una vocación. No deberíamos crear periodistas, sino formar profesionales de distintas áreas para que aprendan a comunicar. Porque, de qué sirve saber comunicar sin entender lo que comunican?

Entonces me decidí. Voy a denunciar una que otra barbaridad y atropello contra la inteligencia humana cometida por estos pseudo-profesionales. Es por eso, que La Ventana Rota, en su afán de cambiar ventanas, crea la nueva categoría “Periodismo al desnudo”, para exponer este tipo de improperios.

Para comenzar, empecemos con la primera entrada de uno de los periódicos de mayor circulación del país, cometido hoy viernes 24 de julio de 2015. Pueden ver el artículo, o reportaje siguiendo el siguiente link: sigue este link para sorprenderte.

Una cosa siempre será que existan idiotas en el mundo. Eso no se puede evitar, y no es culpa de los periodistas. O que en el caso del entrevistado Cristian Vidal, al contrario, no sea idiota, sino que sea otro Piraquive, un manipulador que no cree ni una palabra de lo que dice, pero que el pueblo ignorante está dispuesto a creer. Porque cuando no tenemos ni comida, ni educación, ni salud, cualquier aparecido lo volvemos un héroe, un enviado, un ejemplo a seguir.

El periodista mediocre se defenderá diciendo: “pero es que yo reporto, yo entrevisto, no debo juzgar, debo ser neutro”. La verdad es que no deben filtrar la información, pero si decidir qué ponen en sus periódicos. O acaso, ahora me van a decir que reportan cualquier burrada que cualquier aparecido diga? Si alguien dice que es un extraterreste, los periódicos lo reportan? O debería decir: un periódico serio debería reportarlo? La respuesta es no, debería tener criterios de selección para evitar ser un medio más para estafadores.

Y aquí estamos de nuevo, un periodista, que seguramente asistirá al evento del querido Cristian Vidal para que lo ilumnine, que deja que el personaje diga que une ciencia y espíritu como nadie lo ha hecho. Que ciencia, porque la física cuántica dice que somos energía. (uy, casi vomito escribiendo eso, casi me da un que se yo en lo más profundo de mi inteligencia). Hablar con palabras científicas no es unir ni comprender ciencia. Si no, en respuesta al señor, podría decirle: como la relatividad de Einstein dijo que todo es relativo, salvo la luz que es una constante, usted en el referencial luz, es una vergüenza para la humanidad sin importar el observador. (uy, de nuevo el reflujo por andar abusando de la palabra ciencia)

Realmente no sé qué más decir. No se si se pueda decir más. Pero eso, vaya y gástese una plata para oír a un encantador de serpientes vomitar palabras durante 2 días, y salir sintiendo que hizo ciencia, y que la conectó a su espíritu. Y no olvide leer la letra menuda de todos estos habladores de mierda según la cual “si a usted no le funciona es porque no lo intento suficientemente fuerte, o no creyó suficiente, o su karma tántrico no estaba listo”. Porque lo mágico de todos estos señores es que si funciona es gracias a ellos, y si no funciona es culpa del cada uno. Gana-gana pero ellos porque en todo caso se quedaron con la plata.

Y disculpen la agresividad, y el cambio de tono con respecto a entradas anteriores, pero me encuentro tal vez un poco menos tolerante al Bullshitismo universal en época de elecciones.

Todavía no sé quién es Usted.

20110921071825-mascara-de-sargon

—¡Este va a ser mi legado!

—¡Dejaré esto para todas las generaciones futuras!

—Me recordarán por mis acciones.

¿Se atreverían a adivinar quién dijo estas frases? Mejor aún, ¿Podrían aventurarse a ponerles fecha? Quizás las dijo Barak Obama hace unos días, o Sadam Hussein antes de que lo mataran, o quizás algún presidente suramericano. De pronto sean frases de algún rey francés o español de hace algunos siglos. Otra opción es que provengan de algún político barato de esos que sobran en este país, solo vaya al senado y escoja cualquiera. Ese, muy probablemente, las dijo durante su campaña para asegurar su puesto unos años más. Pero eso es otro tema, como siempre me voy por las ramas.

La verdad es que hacer ese ejercicio es completamente irrelevante. Las tablillas en cuneiforme que han sido descifradas y que datan de aproximadamente 4000 AEC tienen escritas esas frases también. Esto quiere decir que a los que se creen innovadores en su dialéctica y diarréica mental, se les adelantaron unos 6000 años mal contados. Lo cierto es que no importa si fue Sargón de Acadia o Nabucodonosor de Babilonia o Álvaro Uribe del país asesino. Lo que importa realmente es que todos estos seres que se creen sobrenaturales, pasarán inevitablemente al olvido y no a la eternidad como pretendieran. Es tan abrumador y reconfortante el poder del tiempo, que ni siquiera sabemos con certeza los años en los que gobernaron; mejor aún, no sabemos con certeza si fueron ellos quienes realmente hicieron lo que se les atribuye.

Y con seguridad así pasará con los personajes de ésta época. En el caso hipotético en el que civilizaciones futuras inicien sus excavaciones para aprender cómo vivíamos y qué hacíamos, se van a encontrar con tablillas digitales indescifrables, arruinadas por el tiempo e información en un alfabeto colgada en una nube imposible de reconstruir. Ese delirio de grandeza inherente a la condición humana (así como la corrupción) no es más que una falacia que decidimos creer con nuestros cerebros avanzados estúpidos. En el tiempo, nada importa y sobretodo, todo pasa. Para continuar con lo vacío de este escrito, muy probablemente esas civilizaciones futuras aprenderán lo mismo que nosotros hemos aprendido de la antigua Asiria y de las primeras civilizaciones en Eridú y Úr de las que se tienen registros: absolutamente nada.

Hambre, guerras, grupos radicales asesinos, falta de infraestructura, fallas en sistemas de salud entre muchas y muchas otras, son temas por los que ya la humanidad ha pasado. Muchas veces. Hace unos días leía a un columnista (léase calumnista) sabelotodo que andaba estupefacto porque tenía unos recortes de periódico de hace 30 años y veía cómo esos titulares cabían perfectamente en un periódico de hoy. Déjeme decirle al señor que si tomamos los titulares de un periódico de hace 6000 años (que existen) sería la misma cosa. Nunca vamos a aprender sencillamente porque no nos importa aprender. El delirio de grandeza multiplicado por la estupidez colectiva tiene como resultado lo siguiente:

—Es que esas civilizaciones no eran tan avanzadas como nosotros. Hoy tenemos muchas más herramientas para tomar mejores decisiones. Les pasó a ellos, pero a nosotros no nos pasará.

Seguro. Eso venimos repitiendo cualquier cantidad de años.

Amanecerá y veremos le dijo el ciego al sordo. Por ahora, mi propuesta es: relájese, tómese un vaso de su bebida favorita y pásela bueno. No le toca hacer nada. Mientras usted y yo nos abrimos camino de forma egoísta, ¡Que se caiga el mundo!

Es decir, no se preocupe por nada. Por ejemplo:

Cambio climático: si no lo afecta hoy, no haga nada.

Políticos corruptos: si no lo afecta hoy, no haga nada.

Problemas sociales: si no lo afecta hoy, no haga nada.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

No, no sé quién es Usted.

Featured image

Es más, no me importa.

En los mundiales del 94 y del 98 nuestra querida selección de fútbol fracasó de manera súbita y contundente. 16 años después, a pesar de presentar un muy buen espectáculo en los primeros partidos, lo cierto es que se fracasó nuevamente ante una pobrísima selección de Brasil. ¿Por qué hablo de fútbol?, porque es una forma muy fácil de mostrar con un ejemplo sencillo, cómo nuestra actitud de agrandados nos lleva a la ya muy conocida:

—¿Usted no sabe quién soy yo?

Acudir al falso linaje es un acto deplorable y sobretodo estúpido. Asumiendo que ser parte de una familia «real» es algo positivo, ni siquiera ellos hacen alarde de su aparente historia y legado. ¿Se supone que cuando un cualquiera, un mediopelo de estos personajes de la «vida pública» sale con una de esas, nosotros los mortales, los simples, los pobres (o los no tan ricos) tenemos que saber su historia? Regreso al fútbol. Lo único que nuestra selección había producido en el 94 y el 98 era un par de jugadores buenos que actuaban en equipos de media tabla del exterior y un 5-0 ante una Argentina casi eliminada. Lo triste es que aún hoy, estos pasajes sin valor sientan a muchos a beber y a suspirar. Entonces, sabiendo ese largo recorrido importantísimo, ¿Cuál era el motivo de tanto orgullo?

Regreso a los personajes. ¿Qué es lo que tengo que saber de estos prohombres de la sociedad? Lamentablemente, el estúpido soy yo. Por un lado, lo que tengo que saber es que el susodicho tiene o puede tener unos conocidos que lo van a ayudar a salirse con la suya en una situación que a cualquier otro cristiano lo llevaría a pagar 10 años de cárcel. Lo que tengo que saber es que en un país donde todo se vale, la (in)justicia actuará de tal manera que una agresión física ante un policía pasa totalmente desapercibida. Lo que tengo que saber es que al policía que recibe la agresión, se le acabó la carrera por hacer su trabajo. Lo que tengo que saber es que este caso generó indignación por unos días y se guardará en el baúl de las anécdotas y curiosidades y que lo retomaremos por allá en el día de los inocentes para partirnos de la risa.

Caso número tres. Los altos magistrados de las altas cortes de la alta política del alto país lleno de alta mierda se unieron para pedir la renuncia de uno de sus altísimos colegas porque estaba siendo un poquitico sobornado por unas compañías para que fallara unos procesitos a su favor. La suma, al final, era una nimiedad. Los argumentos del grupo de serios altísimos, o Los Altísimos, acudieron al mismo argumento de los casos anteriores, pero esta vez con la variante del derecho greco-romana chibcha: ¡Qué falta de dignidad! Balbuceaban. ¡Qué atentado más macabro en contra de esta respetadísima y altísima institución! Ladraban. Se miraban los unos a los otros con los cachetes rojos y tratando de tomar aire:

—¡EXIGIMOS…[pausa para sacar el pañuelo y limpiarse las babas y el moco]…LA RENUNCIA DE ESTE SEÑOR!

¿Cuál dignidad? ¿Es que estas respetadísimas instituciones siempre han actuado bien y tienen unos precedentes valiosísimos que debemos recordar para no empañar su «buen nombre»? Todo lo contrario. Acá no hay precedentes sino prontuario criminal y expedientes en la fiscalía. No tienen derecho a acudir, bajo un argumento tan débil, a que se actúe de otra manera. ¿Cuál es esa casta que debemos recordar y que automáticamente los convierte en personas de bien?

Una frase muy acertada que alguna vez escuché de alguien hablando de fútbol dice algo así como: Somos unos bolivianos agrandados. Y no solo en fútbol, sino en todo sentido posible. Nos creemos mucho pero no tenemos nada, nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros tátara-tátara-tátara abuelos no eran nadie y no produjeron nada. Nosotros y nuestros hijos no son nada y no vamos a producir nada. Antes de que llegara el barco cargado de españoles borrachos a violar a los indios, no éramos nadie. En cambio después, tampoco. Y con esa irreverencia que nos caracteriza por seguir pensando que somos alguien y que tenemos demasiado pasado para estar orgullosos, miramos, por ejemplo, a los argentinos del 5-0 con desprecio diciendo:

—Es que se creen mucho. Son unos crecidos.

No sé si sean mucho, pero lo cierto es que por lo menos han ganado 2 mundiales. Nosotros mientras tanto, ni a cuartos de final hemos llegado… pero seguiremos siendo favoritos en nuestra cabeza.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Los liceos y las liceas.

Me parece algo complicado darle la categoría de «salida en falso» a una gran cantidad de situaciones que se presentan a diario por varias razones. Primero, tomando como referencia las competiciones de atletismo, un deportista comente una salida en falso cuando se manda a correr antes del sonido de la pistola. Es evidente que el deportista tiene cierto conocimiento de su disciplina, por tanto la falla no se da por simple estupidez sino por salir –en vez de llegar- antes de tiempo. Segundo, utilizar este calificativo de forma indiscriminada podría llegar a confundir a la audiencia. Se estaría diciendo algo así como: este tipo es inteligente y domina su tema, solo que cometió un error mínimo, sin fondo, sin forma y por supuesto hay que dejarlo pasar. Pero no, ¡no es así!, propongo que  partir de hoy, se le denomine a esto una salida en positivo. Sería algo mucho más consecuente. Alguien estúpido produce estupideces.

Continuando con la multiplicación de los penes, en situaciones similares, estas concentraciones masivas de estupidez producen unos escándalos dignos de aparecer en los programas de los videos más chistosos del planeta. Cuando llegue el final de los días, Dios nos va a preguntar:

—Hijo, ¿por qué diablos no dejaste que vacunaran a tu familia?

—Es que no me gusta meterle químicos a mi cuerpecito sanito purito.

— ¿Y por esa razoncita los dejaste morir y de paso contaminaste al resto del planeta?

— Es que leí en un libro que eso era malo. Eso de los químicos es terrible.

— Afortunadamente ya estás acá. Ve y te unes al grupo de los libre de gluten, los orgánicos, los que querían volver a las costumbres del paleolítico, los veganos y los que comen huevos de gallinas que corren libremente por el campo que porque son más felices.

Para mantener la actitud positiva, digamos que lo bueno de la multiplicación de estos penes es que así se reproduzcan, su legado no durará mucho. Al tener crías con un sistema inmunológico tan pobre la sagrada selección natural se encargará de eliminarlos y así, de carambola, quizás sea el inicio del final de la estupidez.

Lo malo, es que son tantos que podrían terminar acabando con todos al mismo tiempo.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Mochito 2014-11-13

Mochito y Sus ConsejosMochito y Sus Consejos

 

5 cosas que debe hacer antes de viajar.

Narrador: Se encontraban dos reputados personajes de la sociedad sentados, lamentablemente para ellos, en un bus por la ciudad. Su Mercedes-Benz, o para los que le tienen confianza, el «mercho» se encontraba en el taller producto de uno de esos robos que suceden de vez en cuando. De pronto escuchan en el fondo:

—Buenos días…buenos días…buenos días. Gracias al caballero sentado allá atrás por su gran educación al devolverme el saludo. Porque es que no le cuesta nada ser educado, suena bien y se ve del putas. En el día de hoy les vengo ofreciendo este rico y delicioso caramelo con centro de masmelo, recubierto de chocolate belga…

Reputado #1: ¡Uy Moni!, se subió otro de estos indios a vender cosas. Qué pereza. Esto en New York o en Paris no pasa. No veo la hora de largarme de este país. Además estos dulces probablemente los hace en el jardín de su casa, qué asco.

Reputado #2: Yo sé Pipe. Además mira al conductor de este bus, se ha comido ya 3 semáforos en rojo. Esto en Munich, perdón, en München no pasa. Allá la gente si tiene cultura. Tampoco veo la hora de salir de este hueco. ¡Es que no pertenezco acá!

——————————————–

Capítulo 2

Narrador: Los dos reputados personajes ahora se encontraban camino a un aeropuerto internacional de Europa. Hablando en una mezcla de idiomas digna de un sancocho trifásico, Pipe intenta balbucearle algo al conductor del taxi:

Pipe: Si puede go más fast. Light roja, hágale hermano, no stop.

Narrador: El conductor del taxi les responde en español (de España) que no puede pasarse la luz en rojo porque la señora en silla de ruedas va a cruzar, además del joven en bicicleta que venía detrás del taxi.

——————————————–

Capítulo 3

Narrador: Más tarde en la sala de espera, luego de pasar 50 minutos en la línea del Check-in debido al exceso de equipaje y luego de tratar de convencer a la trabajadora de la aerolínea que 10 kilitos no era nada…

Pipe: Moni, se nos acabaron las vacaciones. Ahora nos toca volver a esa jungla de país sin cultura…

—Barato Airlines les da la bienvenida al vuelo BBB-123 con destino a la ciudad de…

Pipe: Moni, ¡rápido!, corre para meternos de primeros, no ves que de lo contrario estas ocho maletas de mano no caben.

Moni: Pero Pipe, llamaron a abordar a los de clase adamantio y a las familias con niños.

Pipe: No importa. Eso le sonreímos a la niña o le ponemos cara de perdidos para que nos deje pasar. Con esta cara de latin lover no me van a decir que no.

——————————————–

Epílogo

Un sistema cualquiera, llámese de transporte, de salud, de impuestos, funcionará en la medida que los participantes, por lo menos en su mayoría, lo respeten y lo adopten como propio. Delegar o transferir esa responsabilidad al sistema mismo tiene como consecuencia un montón de contradicciones. Esos modelos que tanto intentamos copiar  de otros países, después los descartamos porque «nuestras realidades son diferentes». Por supuesto esto no es más que una excusa.

Pipe profesa tener una cultura y educación superiores al lugar en el que vive. Es más, reconoce que otros lugares si serían dignos de su cultura y educación. Sin embargo cuando llega al otro lugar, como buen turista, hace cultura y educación de museo: mira pero no toca.

Cuando regresa a su lugar de origen, sigue vanagloriándose de su educación y cultura superior producto de una familia pudiente, reconocida por la sociedad, de haber estudiado en los mejores colegios y universidades. Pero eso solo le funciona en su imaginación. En otras palabras, es un hipócrita en el sentido más puro de la palabra.

Y durante Semana Santa, va y se empelota en el balneario de cualquier pueblo y se emborracha con el alcohol local y para su propia sorpresa, resulta que es igualito a los demás.

Fin.

Ah, las 5 cosas que debe hacer antes de viajar son:

  1. Deje de ser hampón y respete las reglas.
  2. Ibíd.
  3. Ibíd.
  4. Ibíd.
  5. Ibíd.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6