Miscelánea noticiosa 2016.

batman

Cuando uno va a las misceláneas encuentra de todo. No que haya usado muchos en mi vida, pero era el único lugar en donde encontraba enebradores de hilo. También se podía comprar: mareol, agua, esquelas, peluches de emergencia, almanaques…

En fin. El punto es que acá me voy a explayar sobre las noticias «más importantes».

-Ideal de amor perfecto: la relación entre Kate del Castillo y el Chapo Guzmán. Ella por sus cartas y compromiso, y él por llegar incluso a operarse el pene. Adenda: necesito conseguir esa camisa azul para una cena importante que tengo pronto.

-Nada más chistoso que ver a «rico» colombiano buscando pasajes en VivaColombia. Ese mismo tiene la camioneta en Uber black.

-Oktoberfest en Colombia: el lugar al que todo el arribismo nacional va a degustar Aguila cero en vaso bonito con queso doble crema.

-En cualquier evento de impacto mundial, siempre hay un Colombiano metido…casi siempre es el amigo del hermano del sobrino del conocido del jefe de la señora del que pasó por el lado de los encargados del tinto. ¿No me cree?, busque quién le hace los vestidos al papa, la misión que llegó a Plutón el año pasado, el escándalo de Volkswagen, el escándalo de la FIFA…Y con seguridad, Julito lo entrevista.

-Estoy mamado de ver a Sofía Vergara en las noticias. La boda, lo que se puso, los consejos de belleza, los tips de empresaria, las clases de actuación. La verdad es que ni sabe hablar bien inglés, ni sabe actuar, no se ha ganado ningún premio, y nunca hará un papel diferente al de latina con acento chillón.

-Las noticias colombianas tienen una diferencia horaria con el resto del mundo. Todas las noticias las publican de 3 a 4 días tarde.

-¿Será que Endry Cardeño es el Caitlyn Jenner Colombiano?

-¿Desde cuándo son Fanny Lu y Marbelle los referentes musicales nacionales?

-Ya puedo recitar de memoria los países a los que los colombianos podemos entrar sin visa. Ahora sólo me falta aprenderme las capitales.

-En lo que va corrido del 2016, el número de fans colombianos de David Bowie aumentó dramáticamente. Pasó de cero a todo el arribismo nacional. ¿Y dónde están los fans de Carlos Muñoz?

-Relacionado con el anterior: es que hay que ser monumentalmente bruto para afirmar con tanta vehemencia que «estadísticamente» esas muertes están relacionadas con los goles de Aaron Ramsey. Si usted es de los que piensa así, estadísticamente hace parte del grupo que no tiene ni idea sobre cómo funciona la estadística. Nota aparte: ¿Y el día que haga una tripleta?

-Me la robé de un gran amigo: lo preocupante no es que no haya leído a García Márquez, lo preocupante es que le guste.

-Hace unos años toda Colombia era experta en los premios Oscar. Se nos había olvidado. Este año empieza la clase nuevamente: lo que no se sabe de los premios, curiosidades de los premios, sepa porqué se llama Oscar.

-Nada como los consejos de tecnología de El Tiempo o tecnósfera como se hacen llamar: todos empiezan por «Vaya a settings…». Relacionado: no se cansan de publicar los «secretos» para comprar tiquetes aéreos baratos. Vale la pena decir que ninguno sirve para nada.

-“Meme” se pronuncia en inglés «miiiim». Viene del símil con la palabra «gen», es decir, “gene” que se pronuncia «yiiiin», así como cuando su mamá dice: «Mijo, póngase el yin azul hoy».

-Sigo esperando que el Hacker Sepúlveda sea contratado por Anonymous. Creo que ya tiene la hoja de vida en formato minerva lista.

-Con la calidad paupérrima de las noticias de los periódicos más conocidos en Colombia (El Espectador, El Tiempo), ya le estoy apuntando más bien a salir en una denuncia de Daniel Coronell o en la basura que esté produciendo Jota (o ¿J?) mario (o ¿Mario?, jotamario, Jotamario, JotaMario, jmario…) en el momento. Idea para RCN o Caracol: Una dupla entre J y Hernán Orjuela.

-Otra idea para televisión: Fernando Vallejo presentando las noticias de farándula.

-A veces quisiera ser tenista colombiano. Iría a todos los torneos a jugar 2 partidos y salgo en las noticias. Y siempre seré candidato a ganarlos. Respuesta preventiva: no, no sé jugar tenis ni me importa.

-NO puedo dejar el fútbol de lado. James, Falcao y demás futbolistas: el mejor de la UEFA, el más valorizado, el mejor peinado, el mejor empresario, el del mejor celular, el de la esposa más bonita…y sobretodo: el mejor gol marcado por un juvenil en un mundial en el minuto 60 vistiendo una camiseta de color amarillo jugando con unos guayos Nike en una cancha localizada en el hemisferio sur a una temperatura entre 10 y 20 C en frente de una defensa de menos de 45 años antes de las 2200 horas de habla hispana luego con número de camiseta menor a 20 que lleva jugando menos de 1 mes en un equipo top 3 de España con 3 carros…pero de goles y copas nada. Copas como trofeos, porque de las otras no sé. Más rebuscado que categoría en los premios TV y Novelas.

Feliz año.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Anuncios

Relación Causa-(D)-efecto

galaxy

Y como diría una mente brillante de nuestra era, «del mismo modo pero en sentido contrario».

El problema, el de siempre. ¿Cómo reconciliar lo que sabemos hasta hoy con la idea del ente supremo creador? Cada vez nos acercamos más a las respuestas que el hombre lleva buscando desde siempre. Pasamos del universo politeísta sumerio en dónde el sol desaparecía durante la noche para ser reconstruido al día siguiente, a las religiones monoteístas de la modernidad. Para los sumerios, Enlil, Enkli, An y muchos otros eran los encargados de que este intrincado fenómeno se mantuviera constante por la eternidad. Y todo funcionaba bien hasta que llegaban los eclipses. Algo diferente. La furia de los dioses. Algo sin explicación.

Para nosotros hoy en día, un ser único omnisciente, omnipresente y todopoderosos se encargó de crear todo y listo, solucionado el problema. Y todo funcionaba bien hasta que llegaron las paradojas. Solo por mencionar una, es un verdadero problema que ese ente sea el origen de todo. Porque el todo incluye tanto a lo «bueno» como a lo «malo». Atribuirle lo «malo» a una otra entidad estratégicamente menor, necesariamente indicaría una leve inferioridad de nuestro ente supremo. Y eso no se puede.

La ciencia, ¡Oh la ciencia! nos llevó de rezarle al sol y a la luna para una buena cosecha, a unos milisegundos luego del big bang. Sin embargo, los creacionistas y otros dementes dirían:

—Y su adorada ciencia, ¿Qué dice sobre lo que pasó antes de ese satánico big bang?

Lo cual es una pregunta tan loca como ellos. Ya Aristóteles se había despachado con las relaciones de causalidad (no casualidad), Descartes terminó de martillar la idea con el famoso pienso, luego existo y su cuasi contemporáneo Newton, nos jodió cuando dijo que ante una acción siempre habrá una reacción. Así quedamos inevitablemente anclados a la estructura antes-después, que es limitada, finita, como nosotros. La pregunta es floja, como ellos, pero esencialmente lo que están preguntando es cómo ver lo que pasó antes de que el universo naciera. ¿Ver?, nosotros vemos gracias a la luz y si la luz solo lleva viajando 14 billones de años, ¿Cómo pretenden éstos marihuanos ver lo que no existe?…¡Ah!, por eso la necesidad de crear al creador.

Así que para responder la pregunta, hay varias consideraciones. Primero, afortunadamente la ciencia no es directamente proporcional al número de padresnuestros y avemarías y en ese sentido, se puede decir sin miedo que parte de la respuesta es: no se sabe con certeza…todavía. Segundo, el aparente problema que genera antes = nada y después = algo, o para ponerlo en palabras de las civilizaciones del 3000 BC: al inicio no había nada y luego se creó la luz, se podría solucionar con la noción del espacio-tiempo como uno solo. Bajo ese esquema, las aparentes fronteras del universo perderían sentido sentido y dejaríamos de pensar en algo finito. Muchos de los fenómenos cuánticos podrían también ser usados para éste fin. Si bien esto suena bastante abstracto, con seguridad es mejor que sentarse a aceptar todo por dogma o fe, porque esa salida es fácil. Los argumentos de tipo «como no sé lo que es, seguramente es algo extraterrestre o un ser superior» se conoce como apelación a la ignorancia o argument from ignorance y sencillamente no tienen ningún valor agregado. Juzgar elementos desconocidos bajo nuestros limitados ojos y nuestra limitada estructura causa-consecuencia siempre generará dolores de cabeza, pero no es mala idea para pasar el tiempo. Algún físico ya lo dijo de la siguiente manera: es como tomar un vaso, llenarlo con agua de mar y concluir indiscutiblemente que las ballenas no existen.

Mientras las religiones se encargan de promover la aceptación de un dogma central por méritos de la fe y –yendo más allá– de no aceptar nada diferente a lo escrito por algún loco como si se tratase de una militancia subversiva, la ciencia no depende del número de rezadas por metro cuadrado de abuela en iglesia multiplicado por las pepas del rosario al cubo.

La ñapa.

Solo para entretener la mente, imaginemos a nuestro creador máximo en las siguientes situaciones:

—Y ahora, ¿A qué país beneficio en ésta guerra?

—¿Qué equipo merece ganar?

—¿Curo el cáncer de Pepito Pérez?

—Se me olvidó seguir enviando sida al África.

—Un par de terremotos más en Japón y dejo listo al país.

—¿A qué loca me le aparezco hoy?

—¿Será que es hora de otro Hitler?

—Hora de borrar todo ese correo no deseado lleno de novenas, rezos, misas.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

La generación que no dejó nada.

Featured image

Ya cansado de jugar con mis amigos imaginarios decidí explorar mi propia casa. Buscando sin buscar nada, miraba en los cajones de los armarios de las habitaciones a las que rara vez entraba y abría cuanta bolsa o caja encontraba. Un día de aquellos encontré unos discos de 45. Evidentemente no tenía ni idea qué significaba ese número y mucho menos el 7in que aparecía en la mitad. Era un curso de inglés bastante extenso que incluso venía con 4 tomos de libros con ejercicios, ilustraciones y espacios en blanco para practicar. Ya imaginarán lo portátil del cursito, sin mencionar por supuesto el tornamesas. Y no hablo solo de la parte que los populares Dj’s usan, sino todo el mamotreto con bafles de medio metro y ecualizadores de tres bandejas. En otro cajón para mi asombro, encontré unos discos de 33 ½ , estos ya más grandes y con los últimos éxitos de las bandas del momento: Magneto, Locomía, Garibaldi y King Africa. Las variables a considerar eran innumerables: Luego de limpiar cuidadosamente la aguja y asegurar que no había polvo, los bafles tenían que estar bien conectados. De lo contrario el ruido estático  no me permitía cantar estos clásicos; ¿Más bajo o menos bajo?, ¿Qué tanto contraste?, ¿Está en 50/50 la distribución del audio?, ¿Demasiado brillo para esa canción?

—Vuela vuela…no te hace falta equipaje…

¡Ah! quedó perfecto el ajuste del gain…que aún no sé qué es. Pero sonó bueno. Era todo un plan, había que sacar el tiempo para, literalmente, sentarse en la sala y escuchar música.

Más adelante fui un orgulloso usuario de walkman, el cual me permitía escuchar ¡hasta 90 minutos de música!, toda una revolución. Por supuesto las canciones que me gustaban más, las grababa dos o tres veces dentro del playlist. Un verdadero shuffle. El presupuesto mensual se desvanecía lentamente en pilas y en cassettes que se usaban al máximo. Las variables ya habían cambiado, ahora era muy importante seleccionar las canciones adecuadas y tener un lápiz a la mano para poder rebobinar rápidamente. Se empezaban a notar las pequeñas pero importantes diferencias entre los formatos y la nueva resonancia en los oídos jugaba un papel principal.

—¡Lega-legalización! (cannabis), de calidad y barato…

Ya con mi estilo definido, compré un discman y ahí si tenía tanta música como me lo permitieran las pilas y caminar despacio porque si no se saltaba el disco (en su momento el dinero no me alcanzó para comprar el discman con anti-shock). La variable fundamental, el porta CD’s. Este era un elemento infaltable en mis viajes y la selección adecuada de los CD’s (léase sí-dís) a escuchar tomaba algunas horas. No puede uno andar escuchando cualquier cosa de su colección, dejar o no a uno de esos discos era un asunto que requería el más completo análisis. El presupuesto estaba destinado a las infaltables pilas, y a comprar los álbumes.

Mijo, ¡bájele a esos satánicos que usted escucha!, le voy a decir al cura que lo eche del colegio.

Hoy en día con los reproductores de mp3, los smartphones y demás dispositivos muchas de estas variables no están presentes. Todo es portátil, las listas son casi infinitas, las pilas también. Si, se puede escoger sobre infinidad de formatos y audífonos, digamos que hay más ayudas digitales, eso no lo debato. Lo mejor de todo el asunto, puede uno escuchar música donde sea.

No pretendo salir con la frase típica:

—Es que en mi época todo era mejor chino. Ustedes están perdidos. Esta generación no va a producir nada.

Sino más bien hacer un ejercicio mental personal para evitarlo pensando en que cada momento tiene su manera y su forma, o en términos más adecuados, su esencia. Algo así como el gato de Schrödinger. De todas las realidades posibles, estamos observando ésta. Nada qué hacer…infortunadamente.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Los liceos y las liceas.

Me parece algo complicado darle la categoría de «salida en falso» a una gran cantidad de situaciones que se presentan a diario por varias razones. Primero, tomando como referencia las competiciones de atletismo, un deportista comente una salida en falso cuando se manda a correr antes del sonido de la pistola. Es evidente que el deportista tiene cierto conocimiento de su disciplina, por tanto la falla no se da por simple estupidez sino por salir –en vez de llegar- antes de tiempo. Segundo, utilizar este calificativo de forma indiscriminada podría llegar a confundir a la audiencia. Se estaría diciendo algo así como: este tipo es inteligente y domina su tema, solo que cometió un error mínimo, sin fondo, sin forma y por supuesto hay que dejarlo pasar. Pero no, ¡no es así!, propongo que  partir de hoy, se le denomine a esto una salida en positivo. Sería algo mucho más consecuente. Alguien estúpido produce estupideces.

Continuando con la multiplicación de los penes, en situaciones similares, estas concentraciones masivas de estupidez producen unos escándalos dignos de aparecer en los programas de los videos más chistosos del planeta. Cuando llegue el final de los días, Dios nos va a preguntar:

—Hijo, ¿por qué diablos no dejaste que vacunaran a tu familia?

—Es que no me gusta meterle químicos a mi cuerpecito sanito purito.

— ¿Y por esa razoncita los dejaste morir y de paso contaminaste al resto del planeta?

— Es que leí en un libro que eso era malo. Eso de los químicos es terrible.

— Afortunadamente ya estás acá. Ve y te unes al grupo de los libre de gluten, los orgánicos, los que querían volver a las costumbres del paleolítico, los veganos y los que comen huevos de gallinas que corren libremente por el campo que porque son más felices.

Para mantener la actitud positiva, digamos que lo bueno de la multiplicación de estos penes es que así se reproduzcan, su legado no durará mucho. Al tener crías con un sistema inmunológico tan pobre la sagrada selección natural se encargará de eliminarlos y así, de carambola, quizás sea el inicio del final de la estupidez.

Lo malo, es que son tantos que podrían terminar acabando con todos al mismo tiempo.

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6

Ómnibus navideño.

Photo_(66)

Twitter:
@LaVentanaRota_
@diegocp6 

Les propongo que piensen en una persona  desesperada, gritando por la calle, al mejor estilo de los locos que anunciaron el fin del mundo en el 2000 con el famoso Y2K, en o en el 2001 para los que no contaron el año «0», o en el 2008 por Weinland o, por supuesto en el 2012 con los que ladraban en todo lado por el cuento de las profecías Mayas, que usaron un calendario Azteca…eso suena a algo así como la respuesta de una Miss algo ante la pregunta sobre quién fue Confucio: un chino-japonés de la época antigua. En fin, piensen en un loco de esos.

Segundo, ya que están en ese estado de «porqué estoy leyendo esto», agréguele a lo primero el título de la entrada. Esa palabra se usa en algunos casos para reunir un montón de cosas que por sí solas lo harían decir: «meh». Algo así como una compilación, pero como me las doy de snob o de dandi no uso esa palabra.

Tercero, para que se dé un buen maridaje entre lo que está leyendo y las pseudo-ideas que quisiera compartir, le propongo que le suba el volumen a lo que esté escuchando o si prefiere seguir la recomendación del chef para el día de hoy, escuche algo pesadito. Ya decía mi santa madre:

—Mijo, esa música metálica lo va a dejar sin oídos.

Acto seguido me tocaba leer una paginitas de la biblia, ustedes saben, como para empatar la cosa.

Finalmente, si ya todo está listo, relájese y disfrute de la siguiente diatriba sobre todo y nada al mismo tiempo, y lea las sandeces de un loco desocupado sentado en el «trono», preparado para liberarse de cualquier inmundicia terrenal. Es decir, una cagada inminente y fulminante:

—Señor, ¿Por qué está protestando?

—¿Es que no se da cuenta?, si seguimos permitiendo que las grandes compañías petroleras drenen al planeta tierra no le va a quedar nada a nuestros hijos, ni a nuestros nietos. ¡No a las petroleras!, ¡No a la gasolina!

—¿Qué propone entonces?

—¡Que las acaben!, ¡Que las cierren!

—Pero en ese caso, ya no puede comprar la ropa que tiene puesta, ni la nueva versión de su teléfono móvil, ni hablar de la tableta, o del carro que manejará devuelta a su casa, cuando se enferme, olvídese que van a usar guantes o sondas desechables en el hospital, ese almuerzo que trajo en el contenedor le tocará envolverlo en una hojita de plátano.

—¡No a las petroleras!, ¡No a la gasolina!

——————————————–

—Chárli, aún no me decido por el tipo de cobija que quiero comprar.

—Fresca Pati, cómprate una de plumas de pato blanco nórdico, de los que beben agua de manantial ultra pura.

—¡NO AL MALTRATO ANIMAL!

—Entonces cómprate una de lana de oveja, son buenísimas.

—¡NO AL MALTRATO ANIMAL! A LAS OVEJAS LAS MALTRATAN PARA PRODUCIR SUS SUCIAS COBIJAS EN MASA.

—Bueno, con las sintéticas te quitas el remordimiento de conciencia por los pobres animalitos.

—¡NO A LAS PETROLERAS!

—¡Ah!, esta era la misma de la protesta anterior.

——————————————–

…Porque la idea de este negocio es producir todo orgánico, libre de pesticidas, nada de glutamato monosódico, nada de gluten, todo ovo-lacto-vegetariano, nada que produzca sombras, nada genéticamente modificado. Además, seremos compañía verde, reciclaremos todo y seremos una empresa sin rastro. ¡Abajo el capitalismo imperialista!

—Disculpe, ¿Se podría decir que otro de sus objetivos es que todo el mundo, literalmente, se sirva de sus productos?

—Por supuesto. Queremos llegar a todos los hogares en todos los rincones del país y del mundo. ¿Qué empresa no tiene eso como objetivo?

—En otras palabras, de llegar a cumplir con ese objetivo, se convertirían en monopolio. Interesante…mejor entonces me cubro con la misma hojita de plátano.

——————————————–

—¿Bicicletas Gaia?, ¿En serio?

—Sí. Se llaman Gaia Bikes, son hechas con material reciclado y en madera. Es sostenible. Es lo mejor que le puede pasar al planeta. Son tendencia en Europa.

—Excelente. Entonces vamos a ayudar al medio ambiente talando árboles para sacar toda la madera y volver esta vaina una tendencia mundial. Y claro, el negocio es sostenible porque cuando las bicicletas se pudren o se rompen en la primera bajadita desde el cerro, toca comprar otra.

——————————————–

A partir de hoy, por decreto nacional e in-ter-na-cional, no se podrá usar ninguna palabra que pueda llegar a objetivar a la mujer. Y sí, es objetivar y no objetivizar, no se las dé de gringo. Tenemos que ayudar en la igualdad de género.

—¿Cómo así?

—Tal y como lo escucha dotór Rosas. Curioso que su apellido sea una flor ala. En fin, a partir de hoy no podrá usar palabras/expresiones como:

Mucha flor. Mucha nena. Le dio miedo a la nenita. Ay no sea niña. Gallina. Loca. Tan delicada. Galleta. Le llegó el periodo o qué. Tenga pantalones. Falta de cojones. Mucha teta. Se le arrugó o qué. Perrito faldero. Cuidado se le arruina el manicure. Lo único que le hace falta a esa hembra es un macho. Llegó de buen humor, eso debe ser que el novio se está portando bien. Y por supuesto ni se le ocurra, ni siquiera en chiste, usar ésta: cálmese, parece que tuviera dos vaginas.

—¿Y qué hacemos con el resto de palabras que son masculinas?, por ejemplo alcalde, cirujano, concejal, cónyuge, mártir, testigo, ministro, abogado, árbitro, gerente…

—Pues le pone una «a» al final y listo.

—¡Se acabó esta vaina!

¿Por qué nunca me tomaría un Águila Cero?

La respuesta corta es la siguiente: porque si el Águila normal es una verdadera porquería, no quiero imaginarme lo que sería una sin alcohol. Quedaría obligado a saborear todas las bondades de esta cerveza sin el beneficio del alcohol que por lo menos me anestesiaría la lengua.

El hipotético lector de esta entrada puede parar acá, y quedarse con la duda o salir a comprar una si tiene la oportunidad. Mi recomendación: use ese dinero en otra cosa. Si quiere seguir leyendo, bienvenido sea.

La respuesta larga es evidentemente más filosófica por falta de un mejor eufemismo. Alguien sabio alguna vez me dijo que la respuesta a esa pregunta era: porque sí. Luego expandió un poco más su respuesta diciendo que: hay que experimentar de todo un poco. Con lo último podría estar de acuerdo en cierto grado, sin embargo podría aplicar el mismo argumento hacia ¿Por qué no experimentar con un balazo en la cara?, o ¿Por qué no experimentar con heroína o cocaína? Mi respuesta es: porque hay que experimentar con criterio.

En épocas de incertidumbre, es muy fácil y arrogante salir a criticar de forma escueta a la ciencia con argumentos tan débiles como: es que la ciencia nada prueba, es que no puede haber certeza en la ciencia, es que las teorías no funcionan, entre otros. Si decidimos irnos por ese camino, necesariamente terminaremos como Descartes no confiando en nada y llegando a la inevitable conclusión de que Dios es necesario para que cualquier cosa funcione. Si bien es cierto que algunas cosas son difíciles de digerir y aceptar, como por ejemplo los experimentos pensados del marihuano de Einstein, hay muchas otras cosas sobre las que se tiene algún tipo de control.  No se trata de repetir lo que se ha repetido a lo largo de la historia de la ciencia citando a Galileo (al de verdad, no a Petro), Newton, Maxwell ect. Por el contrario, la idea central es que se puede llegar a tener un grado alto de confiabilidad sin tener la certeza absoluta de un hecho o de una observación. Y esto es una realidad con la que se debe jugar porque es sencillamente imposible decir que algo es totalmente verdadero, totalmente falso. Evidentemente si se quiere ser más papista que el papa y más puro que la virgen María, nos encontraremos en un estado constante de letargo intelectual.

Los investigadores del común, no los que salen en las noticias todo el tiempo, ni los que se ganan premios cada dos meses, ni los que se dedican a escribir libros de superación personal, se dedican a estudiar pequeños eventos con variables que se pueden controlar. Y antes de que alguien me salga con el argumento de: ¿pero cómo sabe que eso siempre funciona? El hecho que usted haya observado cien patos blancos no significa que todos los patos son blancos, déjeme decirle con todo respeto, jódase. Esos eventos pequeños, que por cierto se utilizan en la industria todo el tiempo, ofrecen comportamientos sencillos en donde una hipotética variable A o B se puede aislar con un grado alto de confianza a través de experimentos. Evidentemente siempre estará la mano negra del Diablo, pero en términos generales el hecho de obtener resultados similares haciendo pequeños cambios sumado al hecho de que la odiada comunidad científica lo pueda reproducir son indicativos de ir por buen camino. Un extremo serían por ejemplo la mayoría de estudios sociológicos –que le encantan a la gente y le dan más crédito que a una investigación rigurosa– en donde el mismo estímulo sobre una persona A no siempre genera la respuesta B que se busca. La variabilidad es mucho mayor cuando se cambia a la persona C. Reitero, la gente prefiere creer en el titular que dice: la ingesta de cerezas después de la medianoche aumenta la probabilidad de encontrar pareja luego de los 40 años.

Moraleja del cuento: Si usted es consiente del tipo de cerveza que más le gusta y además ya ha probado la versión normal, no se aventura de forma innecesaria a probar algo que ya sabe de antemano lo va a decepcionar. Y dele un poco más de crédito a la ciencia, que una cosa o dos le ha dado a la humanidad.

Pero como de todo hay en la viña del señor, si así lo prefiere, empiece a comer cerezas después de la medianoche.

Para Jaime Garzón.

¡Qué vaina hombre!, me hubiese gustado que vieras todos los grandes cambios y la transformación socio-política que el país de nosotros los colombianos ha vivido. Hemos trabajado incansablemente para avanzar de forma contundente y progresista hacia una nueva sociedad sin segregación y con igualdad de oportunidades. Cuando digo «hemos» me refiero a nosotros los colombianos que de acuerdo a tu definición somos ese grupo de personas que habitamos en el territorio conocido como Colombia y que además somos soberanos. No me refiero a ese salpicón de clases en donde los ricos se creen ingleses, los de la media se creen gringos y los pobres ecuatorianos. Eso ya se acabó.

También se acabó, ¡por fín!, el temita ese medio maluco de la paz. Esa época tuya cuando Andresito era el presidente que salía por la «televisora» y Marulandita era el que de verdad gobernaba debió ser durísima. Tiempos diferentes aquellos. Hoy en cambio mandamos a un grupo selecto de víctimas de los paracos a que se quejen en Cuba contra las farc. Permíteme explicarte, los paracos son un grupito de pelaos que se formaron durante el mandato de papá Uribe mientras era gobernador de la tierra paisa, tú los conociste bajo otro nombre: «Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Privada para la autodefensa agraria» es decir, las convivir.

«El funcionario público es para que le funcione al público». En tu época todo era al revés, qué locura. Ahora no, por ejemplo los funcionarios públicos encargados de manejar ese tema que tanto denunciaste en Yopal, el del petróleo y el agua, ya se solucionó. Y pareciera que otros departamentos como el Valle y la Guajira hubiesen hecho un outsourcing de los mismos funcionarios porque por allá la cosa es igual.

Recientemente hubo una calmada campaña presidencial, no como en tu época en donde Andresito, Ernestico, Serpita y Maria Emita salían en todos los medios a gritarse cualquier cantidad de sandeces, destapar ollas y enfocarse en temas personales más que en los programas de gobierno. Eso ya no. Los programas también son completamente nuevos. Es que ya son 15 años desde tu partida, Colombia ya está hecha una señorita y es digna de merecer. Entonces los programas son novedosos, nada de atacar temas de educación porque la ignorancia ya se superó. Nada de financiaciones de dudosa procedencia, nada de escándalos en los contratos y nada de pagar favores con puestos en el gobierno. Eso era durante la época de salvajes en la que te tocó vivir. Nada de problemas de corrupción en la DNE todos esos bienes y dineros ya fueron debidamente procesados. No es que me esté burlando de ti mi querido Jaime, pero esos problemitas ridículos de tus años en donde se escuchaba a los candidatos decir que iban a eliminar el 2 x 1000, a reducir el IVA (…para ampliarlo hacia otros sectores del consumo popular), eliminar el servicio militar obligatorio, a atacar de forma contundente a las compañías de telefonía celular por sus abusos, a diseñar una verdadera estrategia para el tema del aborto, a aceptar o no homosexuales en el ejército, a finalizar con la famosa «comisión nacional de repartición de TV» para el tercer canal, a establecer la educación gratuita hasta el grado 11 y a atacar  mi tema favorito: las tutelas. Que porque hay muchas ¡y no las alcanzan a procesar! Es decir, el único mecanismo que el colombiano promedio tiene para hacer una pelea formal y justa contra el estado, que ese mismo colombiano eligió y además le paga para ejercer sus funciones, ¿lo querían reducir por falta de personal?, país de locos en el que estabas.

Godofredo Cínico Caspa, promotor del status quo estaría contentísimo por acá en estos días. Los grandes grupos empresariales, es decir, los «grandes industriales» del país siguen eligiendo a los presidentes, quienes a su vez siguen «digiriendo» y no dirigiendo como solías decir; las reinas y personalidades de la farándula siguen siendo brutas, y si, «les siguen pagando por hacer esa guevonada»; los periodistas siguen siendo aquellos a los que les dan un micrófono y hablan guevonadas, los honorables padres de la patria siguen sin conocer al país que desangran y si, en los colegios nos siguen enseñando una cantidad de cosas que no sirven para nada.

Por ahora como bien decías, nos seguiremos riendo de nuestras propias desgracias y seguiremos esperando a ese héroe, a ese líder que llegará a implementar, por decreto, el fín de la pobreza, de la ignorancia, de la corrupción, etc. Porque algo que no cambiará nunca es nuestra comodidad mental. Por eso seguimos bajando el vidrio del carro y tirando el papel a la calle, «porque como eso no es mío».

«Qué Guesaaaaso».

PS. Se me olvidaba, a pesar de que todos sabemos quiénes fueron, aún no sabemos quiénes fueron los que te asesinaron de forma cobarde en este país de mierda. 

Nota: si alguien está interesado en conocer a este gran y único personaje de la tradición chibcho-colombiana, acá les dejo este video.

https://www.youtube.com/watch?v=iSe1yieDOXE