Las revelaciones en la ciencia económica

“Ya que las ciencias particulares dejan sin tratar algunas cosas que necesitan investigación, se hace necesaria la existencia de una ciencia universal y primera que estudie esas cuestiones de las que no se ocupan las ciencias particulares”

Santo Tomas De Aquino

 Clase del siglo XIV. Imagen tomada de https://n9.cl/listf

En la Edad media (Siglos V-XV), en la cual imperaba el feudalismo como sistema económico, político y social, la economía no se consideraba una ciencia o disciplina independiente; es en este contexto de la historia que surge la necesidad de crear lo que hoy se conoce como la escuela escolástica en la historia del pensamiento económico. En ella se da como objetivo combinar las doctrinas de la iglesia y los fundamentos de la “economía” feudal. Los escolásticos toman como base las obras de Aristóteles para iniciar un análisis con más profundidad al contexto filosófico, religioso y jurídico de la interacción de los individuos en una sociedad.

Los escolásticos como data la historia fijaron un papel importante como una corriente teológica y filosófica en la comprensión de la religión y sus revelaciones. En este periodo, en el cual la economía no ocupaba un espacio de estudio propio, la situaban como una rama de la filosofía, la ética y las leyes para la cual aplicaban reglas de justicia en el intercambio de bienes y servicios en las relaciones sociales. Fueron muchas las figuras, como Santo Tomas de Aquino, que desarrollaron e impulsaron esta escuela que no ha tenido un papel protagónico y de mayor divulgación en la historia del pensamiento económico, pero que ciertamente contribuyó de manera significativa y no menos importante al desarrollo de esta.

Los escolásticos consideraban que los individuos deben poseer bienes propios ya que tienen una mejor capacidad de administrarlos. Santo Tomas De Aquino afirmaba que la propiedad privada mejoraba de manera más organizada el suministro de los bienes, satisfaciendo eficientemente las necesidades. En este pensamiento, el valor también juega un papel importante, pues lo consideraba objetivo-subjetivo dado en lo que proporciona al bien (valga la redundancia para satisfacer la necesidad). En cuanto al precio justo, según San Bernandino (otro de sus exponentes), este es dado por el mercado, sin duda, algo que más adelante sería objeto de debate con el surgimiento de nuevas escuelas de pensamiento económico.

Debemos considerar a la escuela escolástica como la base y el origen de la ciencia económica, transformándola en una disciplina. Sus aportes se pueden manifestar en el transcurso de la historia y el desarrollo de teorías, que conlleva a volverla independiente y especializada, recogiendo otras ciencias que venían utilizando los escolásticos para el análisis económico. De esta manera, se ve como su aporte a la teoría del precio y valor aún predomina y se tiene en cuenta por nuevos teóricos en sus estudios y formulaciones a aplicar en el recorrido histórico.

El aporte a la teoría de precios, el cual está dado por el mercado, impera en la actualidad y seguramente es tomado como base para el análisis de los fenómenos económicos que se presentan constantemente. Además, son necesarios para construir modelos de solución. También se puede concluir la influencia de la ética en las interacciones económicas (en la mayoría de los casos formales), el respeto a las reglas y leyes establecidas por las instituciones para respetar lo pactado en los intercambios de bienes. Lo anterior implica que se le ha dado muy poco reconocimiento a esta escuela, la cual se practica de alguna manera en la actualidad con muchas de las tesis y análisis divulgados por sus exponentes.

Finalmente, en el estudio de la historia se busca reconocer los aportes de gran importancia para el desarrollo de la humanidad y aquello que nos deja enseñanza desde una visión empírica para futuros sucesos. Si bien es cierto que los escolásticos fueron determinantes para el desarrollo de la economía como ciencia y su especialización, no goza de ese reconocimiento y tampoco conto con múltiples exponentes. Esperemos que esta escuela no pierda importancia con el paso del tiempo, y siga siendo relevante en el estudio de la ciencia económica para mantener su esencia y tomar lo mejor de ella para continuar desarrollando métodos y resoluciones a los fenómenos sociales.

About the author

Cristian Aguirre Rondón es profesional en Administración Financiera y estudiante de Economía. Actualmente se desempeña como asesor de inversiones en un fondo de pensiones.