Cómo Incrementar Correctamente la Inserción del País en el Comercio Internacional

 


Tomada de: https://www.larepublica.co/especiales/especial-caribe-agosto-2019/puertos-potencial-de-crecimiento-de-la-region-caribe-2895104

Por Daniel Díaz Casas

Desde hace más de dos siglos, Adam Smith teorizó la relevancia del transporte marítimo y las ciudades costeras o rodeadas de ríos navegables para incrementar el tamaño de los mercados, y por consiguiente, del intercambio[1]. No obstante, antes de cualquier teorización, las civilizaciones antiguas ya conocían la relevancia de ríos como el Tigris o el Éufrates, el Colorado, el Ganges, el Urubamba, el río Amarillo o el Nilo como fuentes de abastecimiento, acceso al mar y como ruta comercial.

Curiosamente, en Colombia los principales mercados y centros urbanos –que albergan más del 50% de la población– se encuentran en medio de la cordillera oriental y central, con un acceso fluvial ampliamente restringido. La infraestructura terrestre, a pesar de que ha mejorado en los últimos años, ocasiona que los costos de transporte se incrementen sustancialmente por este medio, y que sea más económico llevar una mercancía desde un puerto de la costa atlántica o pacífica hasta Europa o Asia, que trasladarla a Bogotá o Medellín.

A pesar de que muchos se opongan con vehemencia al comercio internacional, e intenten con argumentos populistas favorecer una política proteccionista, nunca habían sido tan tangibles los beneficios de este. La correcta inserción en las cadenas globales de producción incrementan la competencia al mismo tiempo que eliminan posiciones oligopólicas y rentistas obtenidas a través de políticas proteccionistas. Lo anterior permite potenciar desarrollos tecnológicos, incrementar el acceso a bienes intermedios y finales de mayor calidad a la par que se reduce su precio[2].

Un ejemplo de lo anterior es una empresa cuyo principal producto importado es de alto desarrollo tecnológico. Si esta mercancía sirve como bien de capital dentro del proceso de producción de una planta de procesamiento de alimentos, y, por consiguiente, su adquisición incrementa la productividad de la compañía, se generará una reducción del precio del bien final que se trasladará al consumidor. Incrementar las trabas a estos productos, además de eliminar los beneficios presentados en el ejemplo anterior, implicaría perjudicar las actividades económicas que requieren este bien y de esta manera, disminuir el empleo y el valor agregado que se genera en el sector respectivo.

Mencionado lo anterior, el punto hacia el cual debe tornarse la discusión respecto al comercio internacional es ¿cómo incrementar la inserción del país en las cadenas globales de producción y de esta manera recibir mayores beneficios de este? Para responder este interrogante, la primera aproximación por obvias razones es China, en dónde, dadas las reformas llevadas a cabo a finales de 1970, se prestó mayor atención en el desarrollo de zonas costeras[3]. Las zonas económicas especiales (SEZ por sus siglas en inglés) ubicadas a lo largo de la costa de China –junto con un cumulo de políticas de desarrollo industrial– se convirtieron en bastión del progreso de este país en años posteriores[4]. El éxito en su proceso de integración a la economía mundial tuvo como eje central el comercio internacional por vía marítima y sus bajos costos de transporte.

En el caso colombiano, un inversionista que llega al país tiene la disyuntiva de dónde ubicar su empresa: en una ciudad del centro del país mucho más cerca de los principales mercados internos o una ciudad portuaria –o cerca a esta– que reduzca considerablemente sus costos de exportación e importación. Es por esto por lo que Colombia tiene como tarea pendiente una política de desarrollo industrial, que enlace las ventajas geográficas que posee el país con una industria de potencial exportador.

Un ejemplo de la probabilidad de éxito que tienen este tipo de industrias es Tecnoglass S.A.S, una empresa ubicada en la costa caribe del país con más de 25 años de experiencia en la industria de vidrio de alta tecnología. Su posición estratégica le ha permitido incrementar su competitividad y tamaño, hasta el punto de tener proyectos en más de 7 países[5] y generar en el segundo trimestre –el cual fue el de peor desempeño económico de la historia del país– récords en sus indicadores financieros, con una utilidad bruta de 34,1% equivalente a $38,8 millones de dólares[6].

Después de la polémica elección de Mauricio Claver-Carone como presidente del BID (el primer estadounidense en este cargo), quien, bajo el apoyo de la política exterior del presidente Donald Trump y el programa “América Crece”, prometió la creación de incentivos para el retorno de empresas estadounidenses ubicadas en Asia al continente americano, se abre una oportunidad de lujo para atraer inversión extranjera directa al país. Sectores no tradicionales como la industria farmacéutica, manufacturas e insumos para el calzado, prendas de vestir y textiles, la industria automotriz y de alimentos y bebidas, serían algunos de los sectores más beneficiados con esta decisión[7]. No obstante, es necesario resaltar el papel que debe tener la política pública para incentivar este tipo de inversiones frente a otros países.

En síntesis, hoy por hoy Colombia necesita un plan de desarrollo regional que le brinde a las zonas costeras la relevancia que ameritan. Es clave adelantar centros industriales con vocación exportadora en zonas costeras, que remuevan los elevados costos de transporte terrestre en que se incurrirían al ubicarse al interior del país y de esta manera se incrementa la competitividad. No es hora de alejarnos de las cadenas globales de valor replanteando medidas proteccionistas que no funcionaron antes ni funcionarán ahora, es momento de consolidar y articular las ventajas geográficas de nuestro país con las que nos ofrece una adecuada inserción al comercio internacional.

 

Referencias

Barattieri, Alessandro, Cacciatore, Matteo. “Self-Harming trade policy? Protectionism and production networks”. NBER Working Paper No. 27630 (2020), DOI: 10.3386/w27630.

“Colombia en la mira, EE. UU. traería al país inversiones que tiene en Asia”. Forbes, 17 de agosto de 2020, acceso el 26 de octubre de 2020. https://forbes.co/2020/08/17/actualidad/colombia-en-la-mira-ee-uu-traeria-al-pais-inversiones-que-tiene-en-asia/.

Lu, Dahai y Xing, Wenxiu. “Analysis of China’s coastal zone management reform base on land-sea integration”. Marine Economics and Management 2, n°1 2019, 39-49, DOI: 10.1108/MAEM-03-2019-0001.

Han, Sun Sheng y Yan, Zhongxiong. “China’s coastal cities: development, planning and challenges”. Habitat International 23, n°2 1999, 217-229.

Smith, Adam. Una investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones. México D.F: Fondo de Cultura Económica, 1958.

“Tecnoglass”, Tecnoglass. Acceso el día 26 de octubre de 2020. https://www.tecnoglass.com/es/proyectos/.

“Tecnoglass reporta resultados del segundo trimestre de 2020”. El espectador, 6 de agosto de 2020, acceso el 26 de octubre de 2020. https://www.elespectador.com/noticias/actualidad/tecnoglass-reporta-resultados-del-segundo- trimestre-de-2020/.

[1] Adam Smith, Una investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones (México D.F: Fondo de Cultura Económica, 1958).

[2] Alessandro Barattieri y Matteo Cacciatore, “Self-Harming trade policy? Protectionism and production networks”, NBER Working Paper No. 27630 (2020), DOI: 10.3386/w27630.

[3] Dahai Lu y Wenxiu Xing, “Analysis of China’s coastal zone management reform base on land-sea integration”, Marine Economics and Management 2, n°1 2019: 39-49, DOI: 10.1108/MAEM-03-2019-0001.

[4] Sun Sheng Han y Zhongxiong Yan, “China’s coastal cities: development, planning and challenges”, Habitat International 23, n°2 1999: 217-229.

[5] “Tecnoglass”, Tecnoglass, acceso el día 26 de octubre de 2020, https://www.tecnoglass.com/es/proyectos/.

[6] “Tecnoglass reporta resultados del segundo trimestre de 2020”, El espectador, 6 de agosto de 2020, acceso el 26 de octubre de 2020, https://www.elespectador.com/noticias/actualidad/tecnoglass-reporta-resultados-del-segundo-trimestre-de-2020/.

[7] “Colombia en la mira, EE. UU. traería al país inversiones que tiene en Asia”, Forbes, 17 de agosto de 2020, acceso el 26 de octubre de 2020, https://forbes.co/2020/08/17/actualidad/colombia-en-la-mira-ee-uu-traeria-al-pais-inversiones-que-tiene-en-asia/.

About the author

Daniel Díaz es economista de la Universidad Nacional de Colombia. Interesado en temas de coyuntura económica y política pública. @daniel_diaz12